gazpacho de remolacha restaurante Celerí

Restaurante Céleri

Si existe un restaurante en Barcelona al que podría ir cada día de mi vida y no aburrirme jamás, ese sería el Celerí. El restaurante Celerí de Tribu Woki es sin lugar a dudas la revolución gastronómica del momento en Barcelona.

Su concepto, algo bastante innovador pero a su vez completamente tradicional, te engancha desde que te adentras en su decoración hasta que te tomas la última gota del café. Entre muchas otras cosas, una de las que más me gusta es que estás comiendo en una barra, pero no una barra normal, la barra en la que comes (una especie de mesa alta con taburetes) tiene un cristal al final que hace de separación entre la superficie de trabajo para los cocineros y tu espacio para comer, así que estás comiendo en la misma barra en la que cocinan, y puedes ver todo lo que preparan a tiempo real.

La decoración realizada por Sandra Tarruella combina los ladrillos con hierros y maderas, dándole un aire nórdico al diseño que aporta rigidez combinado con frescura (una metáfora que nos recuerda al equilibrio que existe entre vegetales y proteína animal en la carta del restaurante).

Restaurante Celerí en Barcelonabarra restaurante Celerí en Barcelona

Su carta, escrita a mano por su chef Xavier Pellicer (quien había estado a cargo de la cocina del Racó de can Fabes con tres estrellas Michelin), es ya un segundo contacto con el chef, tras haberte sentado a la mesa y quedarte un rato embobado mirando lo que se cuece en su cocina, vuelves a ser partícipe de esta experiencia leyendo lo que ha escrito él mismo con su puño y letra.

Xavier Pellicer chef restaurante Celerí

Xavier Pellicer me estuvo hablando sobre su filosofía en cuanto a la cocina, un modus vivendi por así decirlo. Desde hace ya un tiempo, que ha cambiado su alimentación tras un curso que hizo sobre agricultura biodinámica. Me explicó que desde hace un par de años sigue una alimentación ayurvédica, y que de vez en cuando hace una especie “ramadán personal” que consiste estar un mes sin ingerir proteína animal, haciendo una desintoxicación de carne, pescado y huevos.

Desde entonces y sobre todo tras liberarse del peso de las estrellas Michelin, Xavier se enfrascó en un nuevo mundo, en su pequeño bebé, el Céleri. Donde hace y deshace según su propio criterio y sus creencias en relación con la cocina, la agricultura y la crianza animal.

Cuando hablas con Xavier Pellicer te das cuenta de muchas cosas, entre ellas descubres la pasión por hacer las cosas desde el corazón, sobre todo con lo alimentos.

Cada proveedor del restaurante ha sido escogido por una razón, las verduras son cultivadas bajo un principio del respeto, verduras energéticas recogidas en su punto óptimo, casi todas ellas de certificación ecológica (las que no tienen la certificación, seguramente también lo sean).

La sonrisa que se le dibuja en la cara mientras me habla de cómo cultivan los payeses las escarolas habla por sí sola. El Céleri es un restaurante “exclusivo pero no excluyente”

¿Qué significa esto? Cada plato tiene su versión vegana, vegetariana y omnívora. La experiencia degustando cada uno de sus platillos fue para mí una auténtica experiencia, cocina de vanguardia con producto local y ecológico, cuyo principal artista es la verdura, un ingrediente relegado al segundo plano en la mayoría de restaurantes, toma forma para seducir al comensal con cada cucharada.

En resumen, la carta del Céleri se crea alrededor de verduras de temporada con una filosofía: hacer las cosas sencillas y honestas, todo ello unido a las técnicas que ha adquirido el chef a lo largo de su trayectoria en la gastronomía de vanguardia.

En una de las fotografías podéis ver el famoso “Solomillo de feo de Tudela a la napolitana”, la versión de Pellicer del famoso tomate de Tudela que resulta un manjar de los dioses cuando está en su mejor momento de maduración; combinado con una espuma de mozzarella, olivada de kalamata y anchoas junto con una espuma de finas hierbas aliñada con un toque de Aceite de oliva virgen extra de arbequina elaborado por el propio chef. A la derecha un humus con cúrcuma y flores, para mi gusto algo más flojillo que el resto de los platos.

solomillo tomate en restaurante Celerí

Un plato que me enamoró fue el gazpacho de remolacha, tomate y cerezas, tanto que no pude resistirme a sacar la receta por mí misma en casa basándome en las cuatro pinceladas que me dio Xavier.

Un plato que me sorprendió gratamente y os recomiendo (mejor dicho, os obligo a probar) es la col asada, servida fría con aceite de mostaza de la India, rábano y cebolla morada encurtidos. Para hacer este plato lo primero que hacen es asar la col con sus hojas y éstas, en lugar de desecharlas después, se tuestan y se hacen polvo.

El huevo con puré, es simplemente un boom de texturas y sabores. Puré de coliflor con huevo poché y lascas de bacalao. Imprescindible que lo pidáis.

Entre plato y plato nada mejor que vapear mi cigarrillo favorito Solaris Fresh de sabor mentolado, porque si dejas que el chef te recomiende platos, tendrás para un buen rato, y así te puedes evitar tener que salir a la calle y subir escaleras.

Un plato que me dejó sin palabras fue el pollo con patatas. El mejor pollo que he probado en mi vida, aunque no lo creáis, es uno de los platos que más éxito tienen en el restaurante, si lo probáis entenderéis porque lo digo.

Hubo muchos otros platos que realmente merecen la pena probar pero os dejo con las ganas de ver y me comentéis cuando vayáis. Como por ejemplo la costilla de cerdo tandoori, zanahorias asadas, lima, jengibre y cúrcuma, o el lomo bajo de ternera, de raza prehistórica, con camomila, quinoa y shitake.

menú y aperitivos restaurante Celerí Barcelona lemon pie Celerí chef Xavier Pellicer platos restaurante Celerí en Barcelonarestaurante orgánicos Barcelona

Sobre Carolina

Carolina, aunque todo el mundo me conoce como Caro soy autora del blog La Cocina de Carolina.Cociné desde que tenía uso de razón, de hecho, cuando era una niña, prefería jugar a hacer pasteles que jugar con muñecas. Esta pasión me llevó a estudiar dirección hotelera y trabajar en varios restaurantes, desde un tailandés en Londres hasta uno con catering para bodas en Barcelona. La cocina se juntó con la fotografía y ambas aficiones me han llevado a dedicarme a lo que me gusta y lo que me hace feliz.

1 comentario a “Restaurante Céleri

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

BIENVENIDO a SolarisByMe

Los productos de la marca Solaris que aparezcan en este blog contienen nicotina, una sustancia muy adictiva.

Acceso restringido a mayores de edad y residentes en España, a excepción del País Vasco, en cumplimiento con la Ley 1/2016 de Atención Integral de Adicciones y Drogodependencias.